5 consejos para adquirir un smartphone para grabar vídeo

Hace poco me hice con el Pixel 7 Pro, el tope de gama de Google para este año. Lo hice por la sencilla razón de que quería tener la mejor calidad de foto y vídeo en Android y que prefería tener un Android lo más limpio posible. Esto, a día de hoy, solo lo ofrece Google con su gama de smartphones Pixel, así que no tenía otra opción.

Los gama alta de Samsung, Xiaomi o OnePlus, aparte de por supuesto la todopoderosa Apple con su iPhone, también ofrecen grandes opciones. Pero ni me gusta iOS, ni me gusta el bloatware de Xiaomi, ni termino de hacerme a las capas de personalización de Samsung o la nueva de OnePlus.

Si a todo esto sumamos que el Pixel 7 Pro ha conseguido una de las puntuaciones más altas en DXoMark, la polémica está servida. ¿Es tan bueno en foto y vídeo el Pixel 7 Pro? Vamos a averiguarlo.

Google Pixel 7 Pro: características multimedia

Vamos a entrar en calor con lo que trae el Pixel 7 Pro en el apartado multimedia. Para empezar, estamos ante un panel Amoled LTPO, es decir, que permite subir o bajar el número de herzios de forma dinámica. Esto lo hace bastante bien pero a mí la verdad es que me da exactamente igual, así que tengo la frecuencia dinámica desactivada.

Lo mismo con el color, tenemos una viveza extraordinaria del color, típica de los paneles AMOLED, pero a mí me satura demasiado, así que mantengo un perfil de color dinámico, que va cambiando según las condiciones de luz y el contenido que se esté mostrando.

En cuanto al sonido, tenemos un juego de altavoces estéreo, uno en la parte inferior y otro en la parte superior, el de la oreja. Suenan simultáneamente y el sonido tiene bastante presencia de bajos, eso sí, sin llegar al nivel de un Samsung tope de gama o al, en mi opinión, extrañísimo sonido de los bajos de un iPhone.

Su procesador Tensor 2 es la evolución de su propia gama de procesadores iniciada en el Pixel 6 y 6 Pro, que no apuesta por la potencia bruta sino por las posibilidades de la inteligencia artificial y machine learning para las tareas del día a día, algo que Google sabe hacer muy, pero que muy bien.

Tenemos toda la potencia de Android 13 actualizada al dedillo, con algunos añadidos exclusivos para los Pixel, como la grabadora de audio con transcripción a texto, lo que automáticamente hace de los Pixel una herramienta obligatoria para periodistas, la conversión a botones de las opciones de «marque 1 para tal, marque 2 para cual», etc.

smartphone pixel 7 pro
Cámaras del Pixel 7 Pro

No he tenido ningún problema grave en general, el reconocimiento facial y el lector de huellas funcionan de maravilla (no entiendo en absoluto las quejas que ha habido), la cobertura también y de batería va justito, no esperes llegar a los números de un iPhone 14 Pro Max. Confío en que vayan puliendo su consumo en futuras versiones de Android.

Si buscas un análisis del teléfono como tal no esperes encontrarla aquí, YouTube está plagado de comparativas con otros smartphones y análisis mucho más en profundidad. Pero si quieres mi veredicto es que, en definitiva, es un teléfono bastante redondo pero a un precio no apto para todos los bolsillos: estamos hablando de un cacharro que cuesta 900 dólares en su precio de salida, aunque irá bajando de precio. Pero aquí no hemos venido a hablar de esto.

Google Pixel 7 Pro: cámaras

Y llegamos a las cámaras. Personalmente creo que los teléfonos Pixel en general son teléfonos «de referencia», pero en el apartado de cámaras es donde Google echa el resto, y eso es gracias a la poderosa combinación de lentes y sensores de muy buena calidad con una de las tecnologías de fotografía computacional más potentes que existen en el mundo: la Google Cam.

Teleobjetivo del Pixel 7 Pro
Teleobjetivo del Pixel 7 Pro

Para empezar, en el tema cámaras, tenemos lente gran angular f/2.2 y sensor Sony de 12 megapíxeles, lente estándar f/1.85 y sensor Samsung de 50 megapíxeles y teleobjetivo f/3.5 y sensor Samsung de 48 megapíxeles, esta última con el revolucionario sistema de periscopio del que ya hablamos hace unos años y que nos da una calidad de imagen sencillamente espectacular. En la parte delantera tenemos una lente f/2.2 con sensor Samsung de 10.8 megapíxeles que, por cierto, permite cambiar entre un modo estándar y otro gran angular para sacar a más personas en el cuadro.

En fotos, en general, solo tengo alabanzas. Su lente estándar tiene una calidad extraordinaria en casi cualquier condición de luminosidad, y el teleobjetivo consigue una definición excelente en la mayoría de situaciones. La gran angular es la que menos me ha sorprendido, con una calidad que deja un poco que desear en condiciones de poca luz, algo que se da en muchos smartphones de todas las gamas. Su cámara delantera también ofrece una muy buena calidad, sobre todo en el posprocesado.

En cuando a la grabación de vídeo, tres cuartos de lo mismo: excelente definición, buen rango dinámico y gran calidad en su sensor principal y teleobjetivo, bajando considerablemente en el gran angular en condiciones de poca luz. En cuanto a la cámara delantera, tenemos 4K a 60 frames y un rango dinámico exquisito, por lo que lo hace una opción MUY recomendable para selfies.

Google Cam grabando vídeo en modo selfie
La Google Cam grabando vídeo en modo selfie

Si a todo esto sumamos el enorme poder de procesamiento de la Google Cam tenemos un apartado fotográfico y de vídeo que puede valer para casi cualquier circunstancia.

5 aspectos a tener en cuenta para adquirir un smartphone para grabar vídeo

Como ya he mencionado, el Pixel 7 Pro ofrece una combinación de hardware bien establecido y el software más puntero, por lo que puede ser una referencia perfecta para ver qué cinco aspectos le podemos pedir a un smartphone a la hora de adquirirlo y a la hora de usarlo.

1. Buena calidad de imagen

En cuanto veo la calidad de un vídeo grabado con un teléfono barato ya sé si ese teléfono es de gama baja o no. Tenemos los ejemplos más extremos de alta calidad en la gama Pro del iPhone y de baja calidad en teléfonos como los Xiaomi de gama baja. Fíjate siempre en:

  • La definición: unos bordes excesivamente afilados, con el sharpen muy alto, es síntoma de baja calidad.
  • La capacidad de captar altas y bajas luces: lo que viene siendo el HDR (alto rango dinámico).
  • Que no haga focus hunting: el focus hunting es esa búsqueda constante del foco cuando lo tenemos en automático. Si vas a hacerte con un teléfono de gama baja o media, comprueba que tenga modos de foco fijo o mira vídeos de prueba, porque un vídeo en el que siempre tenemos ese focus hunting puede resultar muy molesto de ver.

En el caso del Pixel 7 Pro tenemos una gestión de claroscuros muy buena en general tanto en sus cámaras traseras como en las delanteras, aunque el resultado es mejor en foto que en vídeo (sobre todo en el gran angular) si comparamos ambos apartados.

2. Buena calidad de sonido

Pongamos por ejemplo que vas a usar tu smartphone para hacer vídeos para YouTube de forma casual, sacar y grabar. En ese caso necesitaremos una buena calidad a la hora de recoger el sonido. Lo mismo de antes, el sonido de un teléfono de gama baja se deja notar muy rápidamente. Cuidado con eso porque un sonido malo arruina tu vídeo si no tienes un modo alternativo de recogerlo.

En el Pixel 7 Pro tenemos no solo una buena calidad de audio, sino que también dispone de un modo para «limpiar» el sonido ambiente para centrarnos en una voz que esté emitiendo sonido, como cuando grabamos un busto parlante.

3. Modos de grabación

Huye de teléfonos que no tienen grabación a más de 1080p. Esto, en plena segunda década del siglo XXI, es una carencia imperdonable y sintomático de procesador muy poco potente y, por consiguiente, un hardware en general y un apartado fotográfico muy limitados.

Hoy en día lo más normal es encontrar teléfonos que graban a 4K, llegando a los 60 frames por segundo en los terminales de gama alta. Además, la mayoría de marcas suelen incorporar algunas opciones de grabación extra: modo retrato o cinemático (con el fondo desenfocado), cámara lenta, etc.

Mi consejo es, de nuevo, que mires pruebas de grabación, análisis y vídeos de muestra del smartphone que quieras, para cerciorarte de que tiene todo lo que le pides.

4. Lentes limpias

Otro tema que daría para vídeo aparte aparte: ¡no limpiamos las lentes al usarlas! Lo veo continuamente en fotos subidas a Instagram o incluso medios digitales. Son fotos y vídeos con el típico halo de cuando la lente está empañada. No, jamás, de los jamases. Limpia la lente siempre que puedas antes de usarlas, porque es muy normal tener el teléfono en el bolsillo y eso es una fiesta de pelusas, huellas y demás elementos que empañan nuestras lentes. Pero eso no es lo peor. Si llevas más objetos en el bolsillo las lentes pueden rayarse y ahí, amigo mío, ya no vale pasar la manga de la camiseta. En un teléfono anterior que tuve me pasó y no es en absoluto divertido.

Foto disparada con la lente de un smartphone empañada
Ejemplo de foto disparada con la lente empañada

De hecho, si puedes, utiliza carcasas con tapa para la lente. Afortunadamente veo que es algo que se está poniendo de moda (cada vez las veo más por la calle) y yo no he sido menos, así que uso esta carcasa con tapa para lente para mantener protegido mi Pixel 7 Pro.

5. Compatibilidad con aplicaciones de terceros

Aquí tenemos un problema en Android frente a iPhone. O mejor dicho, de Meta, y es que las aplicaciones de esta compañía no ofrecen la máxima calidad y compatibilidad en el iPhone que en dispositivos Android.

La razón que se ha esgrimido siempre es que no es lo mismo desarrollar una aplicación para 3 ó 4 modelos de teléfonos, como es el caso de los iPhone. En el caso de Android, hay que desarrollar aplicaciones compatibles con millones de combinaciones de cámaras y sensores.

Pero lanzo esta pregunta: ¿por qué Telegram sí permite hacer fotos accediendo a la cámara nativa de mis teléfonos, simplemente manteniendo pulsado el botón de foto, y WhatsApp no? ¿Por qué Telegram permite subir vídeos a calidad top o directamente sin procesar, con la calidad nativa de la cámara, pero WhatsApp no? ¿Por qué Instagram no permite subir a máxima calidad desde Android, pero la aplicación alternativa Instander sí? Por cierto, excelente aplicación Instander, aunque instalarla queda bajo tu propia responsabilidad. Como siempre, descarga de webs oficiales y pasa las APK sospechosas por la web de mis amigos de VirusTotal.

Se sospecha que podría haber un acuerdo entre Apple y Meta para bajar la calidad en Android de manera artificial, lo cual no tiene mucho sentido porque son empresas rivales. Pero la verdad es que no le veo sentido. Android ya ofrece herramientas para estandarizar el acceso a las cámaras y subir contenido a la máxima calidad, pero Meta sigue en sus trece y penaliza a los usuarios del sistema operativo más usado del planeta.

Por ello, no queda otra: si vas a usar tu smartphone para hacer muchas fotos y vídeos para redes sociales la mejor opción es iPhone. Pero en el mundo de Android existe una enorme variedad de marcas, modelos y gamas para encontrar justo lo que necesitas.

Si quieres apostar a caballo ganador, un gama alta de Samsung, Pixel o los mencionados iPhone te van a hacer un trabajo excelente en casi cualquier condición. Pero si no quieres rascarte el bolsillo, busca opciones en Xiaomi o Poco. Realme, Motorola, Sony, OnePlus (mi anterior teléfono era de esta marca y me quedo con un grato recuerdo) también ofrecen dispositivos con un apartado fotográfico y de vídeo muy conseguido. ¡Espero que este artículo te ayude a afinar la búsqueda!

Adquiere las herramientas de trabajo de Creatubers

Equípate para tu proyecto creativo y me ayudarás con una pequeña comisión de afiliado. No pagarás de más, sino que los proveedores dejarán de recibir una pequeña parte para dársela a Creatubers.

02/11/2022

0 comentarios en "5 consejos para adquirir un smartphone para grabar vídeo"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022. Creatubers. Todos los derechos reservados. Información legal - Política de privacidad
Twitter Facebook YouTube Instagram Twitch Podcast