• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

DaVinci Resolve vs Premiere Pro, ¿cuál es mejor?

DaVinci Resolve y Premiere Pro son, a mi juicio, dos de los editores más potentes y con más posibilidades que podemos encontrar. Pero probablemente te encuentres en esa disyuntiva de qué programa de edición es mejor para ti.

He hecho esta comparativa basándome en mi propia opinión personal e intransferible. No pretendo hacer proselitismo ni decantar la balanza hacia ningún lado por ningún interés. Partimos de la base de que ambos son grandes programas y que podemos hacer trabajos con un acabado profesional. Voy a analizar 10 aspectos esenciales en ambos programas, otorgando un punto según el programa que destaque, a mi juicio, en cada uno de ellos. ¡Allá vamos!

1. Interfaz y ergonomía

La filosofía de DaVinci Resolve es totalmente diferente a la de Premiere Pro. Mientras que este último está más centrado en la edición de vídeo pura y dura, Resolve integra más herramientas en una sola aplicación, de forma que no es necesario (teóricamente) acudir a terceros programas, evitando así molestos procesos de exportación.

Deteniéndonos en la interfaz de ambos programas en lo que respecta al trabajo en la línea de tiempo, básicamente la tarea de edición de vídeo es muy parecida, compartiendo incluso algunos atajos de teclado (Alt + clic para duplicar clips, Control+Mayúsculas+V para insertar y desplazar clips en la línea de tiempo al pegar el clip que queramos…), por lo que pasar de un programa a otro no debería ser demasiado traumático.

Sin embargo, sí hay algunas peculiaridades que hacen que se decante la balanza a favor de DaVinci Resolve.

Por ejemplo, el modo de recorte. En Resolve y Premiere son muy parecidos, aunque en Resolve puedo ver en tiempo real el proceso de cambio de duración de un clip al desplazarlo con el ratón y en Premiere no. Además, puedo cambiar fácilmente el punto de corte entre dos clips usando esa misma herramienta.

Por otra parte, en Resolve el cabezal de reproducción no se detiene si voy navegando por la línea de tiempo una vez iniciada la reproducción. Puede parecer una tontería por el medio segundo que tardo en pulsar la tecla de «Play», pero cuando tienes que repetir ese gesto cientos o incluso miles de veces, estarás perdiendo un tiempo precioso.

Y por último, la opción de desplegar o contraer menús replegando la línea de tiempo me parece de las soluciones más brillantes para estructurar mucho mejor la interfaz. En general, tengo la sensación de que la de Resolve es la interfaz de trabajo más limpia y mejor organizada de todos los editores de vídeo que han pasado por mis manos.

DaVinci Resolve 1 – Premiere Pro 0.

2. Gestión de proyectos y formatos

DaVinci Resolve tiene una manera diferente de trabajar con los proyectos. Para una persona que está acostumbrada a tener su archivo de trabajo en su explorador para poder trabajar libremente, es chocante el sistema de base de datos de Resolve.

Yo reconozco que al principio tenía mis reticencias, pero con el tiempo me fue ganando. Y es que lo tengo todo centrado en la ventana de proyectos, y desde aquí puedo hacer lo que quiera: copiar y pegar proyectos, crear carpetas para agrupar proyectos, exportarlos, etc.

Pero no digo que prefiera este sistema sobre el de Premiere Pro y puedo entender perfectamente que te guste más el sistema de Premiere.

Luego, en cuanto a la gestión de formatos, sí es verdad que DaVinci suele ser más flexible con códecs raros. Más de una vez he conseguido abrir algunos archivos que en Premiere Pro no podía, pero Premiere tiene por ejemplo soporte para GIF y Resolve no, aunque esto ya depende de necesidades concretas y aquí quiero ser lo menos sesgado posible, así que aquí voy a dar punto a Premiere y a Resolve.

DaVinci Resolve 2 – Premiere Pro 1.

3. Aplicación de efectos

No me gusta nada que Premiere Pro no tenga una manera más sencilla y completa de aplicar efectos básicos en un clip. Resolve tiene algo absolutamente maravilloso que es el Inspector. El Inspector es una especie de botón inteligente que nos ofrece las herramientas más utilizadas según el tipo de clip que seleccionemos.

Además, Resolve cuenta con Fusion para aplicar efectos avanzados, aunque entiendo que el sistema de nodos puede resultar abrumador, sobre todo cuando estamos empezando.

Premiere Pro, aunque no dispone de tantas opciones a mano para aplicar efectos básicos, sí dispone de una gran baza a su favor, Dynamic Link y After Effects. Es una delicia ver cómo se comunican After Effects y Premiere, y por eso aquí gana Premiere Pro, aunque no sea del todo mérito suyo.

Además, Premiere Pro dispone de algunos efectos avanzados de los que carece Resolve, como por ejemplo el trabajo con cámaras 360, así que aquí el punto va para Premiere Pro.

DaVinci Resolve 2 – Premiere Pro 2.

4. Tratamiento del color

Incluso en su versión gratuita, DaVinci Resolve está a 25 mil años luz de distancia de Premiere Pro. Aquí no hay discusión posible. Pero esto no es sólo mérito de Resolve sino demérito de Premiere Pro. La gestión del color de Premiere Pro es muy deficiente.

Es que, vamos a ver, no puede ser que al aplicar una simple viñeta te quede un horrible efecto de mancha en las partes con luz. Aquí es cuando echas en falta un buen sistema de nodos. Los nodos son la vida, son Jesucristo, son el gran invento de la humanidad después de la rueda. Puntazo para DaVinci Resolve.

DaVinci Resolve 3 – Premiere Pro 2.

5. Tratamiento del sonido

Vale, aquí Resolve ha avanzado muchísimo y estoy muy contento con la manera de trabajar con el sonido: puedo aplicar efectos VST, tiene herramientas para trabajar a nivel de clip, de pista o de bus y, en definitiva, tiene todo lo que le puedo demandar a un programa de mezcla multipista a lo Pro Tools.

Pero Premiere Pro dispone de más efectos de serie para aplicar en los clips y pistas y, volviendo a lo de antes, se entiende mejor con el programa de mezcla de sonido de la suite de Adobe, el gran Audition. Así que aquí, por los pelos, puntito para Premiere Pro.

DaVinci Resolve 3 – Premiere Pro 3.

6. Recursos externos

Ay, las plantillas de terceros, qué seríamos de nosotros sin ellas. Aquí Premiere Pro cuenta con ventaja, por ser más veterano y tener un mercado más amplio. En definitiva, vamos a encontrar muchos más recursos para Premiere Pro que para Resolve, y si a eso le sumamos lo que hay para After Effects, las posibilidades son casi infinitas. Para Resolve la cosa está empezando a despegar ahora, y tenemos a Motion Array como repositorio de material comparable a otras alternativas, como VideoHive. Pero aquí el puntito va a ir para Premiere Pro.

DaVinci Resolve 3 – Premiere Pro 4.

7. Exportación

Tanto Premiere como DaVinci Resolve ofrecen una buena variedad de opciones de exportación, pero Premiere, desde el año pasado, dispone de la opción de exportar a ProRes, del que ya hablamos aquí.

Como sigue siendo el estándar de los formatos intermedios y como además, con Adobe Media Encoder, Premiere permite realizar un trabajo de exportación mientras trabajamos en otros proyectos, cosa que no puede hacer Resolve, aquí el ganador es Premiere Pro.

DaVinci Resolve 3 – Premiere Pro 5.

8. Optimización y consumo de recursos

A ver, aquí tenemos que partir de una base: un programa de edición de vídeo profesional es un acaparador de recursos y tanto Premiere Pro como Resolve son muy exigentes sobre todo en memoria RAM y tarjeta gráfica. Ambos programas, sin embargo, ofrecen opciones de aplicar proxies y cachear archivos para mejorar la reproducción en la línea de tiempo.

Pero Resolve tiene una enorme ventaja, en su versión Studio (la versión de pago) sobre Premiere Pro, y es el uso de la tarjeta gráfica. Tenemos por un lado una opción que amo en Resolve, que es el uso de la GPU (tarjeta gráfica) para decodificar h264 y h265. Esta chorrada, cuando trabajas continuamente con este formato, como es mi caso, es una bendición absoluta.

Además, otra característica que adoro de Resolve Studio es que podemos configurar que se use de verdad la GPU para exportar, mientras que Premiere Pro es terriblemente quisquilloso y, por ejemplo, no acepta el CUDA de mi gráfica, cosa que sí hace Resolve.

DaVinci Resolve 4 – Premiere Pro 5.

9. Errores y actualizaciones

Un editor de vídeo es una gran fuente de bugs y problemas de un sistema en específico, debido a la enorme cantidad de opciones y herramientas que han tenido que desarrollar.

Pero, aunque sé que esto puede levantar alguna que otra ampolla, la gente de BlackMagic Design ha hecho un trabajo excelente de depuración de fallos con Resolve y, junto con el buen flujo de comunicación que hay en el foro, donde gente que escribe el código te manda mensajes privados preocupándose por ti, hacen que la balanza se decante por Resolve. A mí, por ejemplo, me pasa con Premiere que a veces me bloquea aleatoriamente o tengo problemas (con el famoso mensajito rojo) con mi equipo y tengo que cerrarlo.

Resolve también tiene fallos, y algunos pueden resultar molestos, pero encuentro que son fallos que afectan a opciones avanzadas del programa. Yo por ejemplo solo he tenido algún cierre cuando trabajo en cosas más elaboradas en Fusion, por ejemplo, pero en lo que es el trabajo de edición pura y dura, Resolve es muy pero que muy estable. Además, su ritmo de actualizaciones (cada pocas semanas) es mucho mayor que el de Premiere Pro (cada 2-3 meses). Así que el punto va a ir para DaVinci Resolve.

DaVinci Resolve 5 – Premiere Pro 5.

10. Precio

Bueno, aquí no hay color. Suscripción de 48 euros al mes mínimo para tener una suite de edición y efectos visuales comparable a Resolve, frente a un programa con un precio de 269 euros que sólo pagas una vez y con actualizaciones de por vida. Y si además le sumas que tienes una opción completamente gratuita con algunas limitaciones avanzadas pero que no afectan al normal trabajo de edición, vamos, yo lo veo clarísimo. Puntazo para Resolve.

DaVinci Resolve 6 – Premiere Pro 5.

Conclusión

Resultado final: DaVinci Resolve 6 – Premiere Pro 5.

Creo que he sido lo más justo y ecuánime que he podido, pero esto, insisto, se refiere a alguien con unas necesidades muy específicas. Y es que no hay dos editores de vídeo iguales.

Entonces, ¿cuál es mejor? Depende. Depende del destino final y de las características del vídeo. ¿Necesitas hacer un vídeo corporativo al que vas a echarle un montón de efectos visuales, animaciones, plantillas de terceros, transiciones súper molonas, etcétera? Premiere Pro es tu amigo.

¿Vas a montar una película? DaVinci Resolve es en mi opinión una opción mucho más robusta, estable y ergonómica.

¿Vas a hacer vídeos para YouTube? Cualquiera de los dos te vale, pero yo, por mi método de trabajo, por mis tics, mis manías, mis preferencias personales, me quedo con Resolve. Pero bueno, ningún programa te va a hacer mejor o peor editor. Al final, todo depende de quien está al mando. «La potencia sin control no sirve de nada», ¿no? Pues eso también se aplica a la edición de vídeo.

04/11/2019

0 responses on "DaVinci Resolve vs Premiere Pro, ¿cuál es mejor?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019. Creatubers. Todos los derechos reservados. Información legal
Twitter  Facebook  YouTube Instagram Foro