Drone (casi) gratis: monto una tirolina de 230 metros y pasa esto

¿No puedes permitirte un drone o estás en una zona donde su vuelo no está permitido? Hay alternativas, ¡como una tirolina barata!

Hace un tiempo, me topé con este vídeo viral en Twitter en el que, de forma muy ingeniosa, proponen alternativas al uso de drones usando cañas de pescar o cometas. Otro de ellos propone un efecto drone usando una pequeña tirolina con hilo de pescar. Así que me pregunté mmmm, ¿funcionará algo así pero a lo bestia? ¿Y si tiro una mega tirolina de cientos de metros? ¿Se podrá conseguir un efecto drone masivo? Te voy a explicar cómo lo hice y al final veremos si salió bien o mal.

Qué necesitamos para montar una tirolina lowcost

Lo primero que necesitamos es una action cam. En mi caso, tenía la Mi Jia 4K, una cámara estilo Go Pro de la que ya te hablé aquí. Hay action cams por menos de 80 euros, así que, comparado con el desembolso de un drone, salimos ganando aquí. Ah, y si tenías una action cam antigua mejor que mejor, ya que es probable que se lleve un buen leñazo, como pasó en mi caso.

mi jia 4k
Mi Jia 4K

Esto solo es válido si o bien no puedes volar un drone o estás en una zona de vuelo restringido, como un área de menos de 8 km de un aeropuerto. En mi caso, la montaña donde está ubicado el set número 2 de Creatubers se encuentra al límite, a unos 7,9 kilómetros del aeropuerto de Málaga, con lo cual no puedo usar drones allí. Además, la colina más próxima está a más de 200 metros de distancia. ¿Cuál podría ser la solución?

Alright, la alternativa, según el vídeo mencionado, podría ser un una enorme tirolina hecha con hilo de pescar. Lo segundo es comprar un hilo de pescar lo suficientemente largo. Puedes encontrar hilos muy baratos en Amazon, como este. En mi caso compré uno de más de 1 kilómetro que soporta 5,5kg de peso. Aquí lo importante es que el hilo sea lo más resistente posible, ya que así soportará mejor no solo el peso de la cámara y tirolina, sino sobre todo los bandazos del viento.

Y hablando de viento, para minimizar problemas de viento, lo primordial era encontrar un día con el tiempo lo más estable posible. Tras consultar mapas de vientos en la web de la agencia española de meteorología, el pasado viernes 13 de agosto era un excelente candidato.

Lo siguiente es montar un sistema para correr la cámara por la tirolina. En mi caso investigué alternativas, como un tubo hueco de metacrilato que puedes encontrar en grandes superficies de bricolaje. Pero después me recomendaron una de esas ruedecillas o poleas que llevan muchos estores y persianas. En mi caso, desmonté la ruedecita de una persiana y la adherí a la cámara pegándola al sistema de sujeción que traía incluida.

polea de persiana para la tirolina
Poleas como esta son muy comunes en persianas

Perfecto, pero ahora, ¿cómo sujetamos el hilo a un lado y otro y cómo la tiramos? Para empezar, tuvimos que buscar un sitio alto y con el tiro lo más despejado posible. Arriba, colocamos un trípode con peso para que no se viniera abajo. Para tirar el hilo, enganchamos una caña de pintar a un pequeño rulo al que quitamos la brocha para colocar dentro el hilo de pescar. La idea era tirar el hilo deforma que estuviera lo más alto posible para evitar obstáculos. Para finalizar la tirolina, simplemente me quedé con la caña en alto, ya que así podría rectificar en caso de que la cámara se encallara.

Por último solo necesitas a dos amigos para ayudarte a montar la tirolina.

Montando una tirolina gigante

En nuestro caso conseguimos montar una gigantesca tirolina de 230 metros de distancia. Pero tuvimos un problema bastante gordo. Teníamos miedo de que se partiera el cable y no tiramos lo suficiente para tensarlo lo máximo posible. Con el peso de la cámara, esta hacía que se combase demasiado el hilo y caía casi a plomo en lugar de deslizarse, por lo que acabó encallándose un par de veces. Que además no pudiéramos ver el hilo más allá de varios metros de distancia (al ser muy fino) tampoco ayudaba. Para colmo, justo antes de lanzar la cámara el viento viró de forma violenta, levantándose fuertes rachas.

Pero en el tramo final, sí conseguimos salvar mínimamente el plano, aunque el resultado dejó que desear por el cimbreo constante. Sin duda, en esta vida a veces se gana y a veces se aprende. ¡Y con esta experiencia aprendí mucho!

Si tuviera que hacerlo de nuevo, y estoy seguro de que así será, lo primero es tensar al máximo el hilo, pero tensarlo a lo bestia. La resistencia de este, descubrí luego, era bestial y solo conseguí partirlo enganchándolo a una roca y tirando con todas mis fuerzas.

Luego, para conseguir más estabilidad en el tiro, mejor usar dos ruedas en lugar de una, ya que si no cabecea. Añadir además un pelín más de peso seguro que habría ayudado también. Y por supuesto, la regla de oro es no cometer la insensatez que nosotros cometimos y mejor tirar el hilo desde distancias mucho más cortas. Unos 20-30 metros puede ser algo mucho más asumible.

¡Pruébalo tú también!

adquiere las herramientas de trabajo de Creatubers

Equípate para tu proyecto creativo y me ayudarás con una pequeña comisión de afiliado. No pagarás de más, sino que los proveedores dejarán de recibir una pequeña parte para dársela a Creatubers.

18/08/2021

0 comentarios en "Drone (casi) gratis: monto una tirolina de 230 metros y pasa esto"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021. Creatubers. Todos los derechos reservados. Información legal - Compromiso de privacidad
Twitter Facebook YouTube Instagram Twitch Podcast