• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

Ergonomía y periféricos básicos para editar vídeo

Editar vídeo, en cuanto a ergonomía, en la mayoría de los casos no deja de ser un trabajo de “oficinista”. Pasamos horas y horas frente a una pantalla manteniendo la misma posición y, si no prestamos atención, podemos sufrir sus mismos males con el paso del tiempo. Por eso, para intentar dar lo mejor de nosotros y hacer un trabajo lo más satisfactorio posible, es importantísimo rodearnos de un entorno físico adecuado y disponer de los elementos necesarios para trabajar de manera cómoda. Para conseguir esto hay algunas recomendaciones básicas que, si las sigues, seguro que vas a disfrutar mucho más del proceso creativo de editar vídeo.

El entorno

Pese a que un monitor es una fuente de luz, recuerda que, cuando se trata de hacer trabajos creativos en los que manipulamos elementos gráficos (clips de vídeo en Vegas Pro o capas en Photoshop, por ejemplo) debemos asegurarnos que nada altere los colores que muestra. Si, por ejemplo, tienes un flexo emitiendo una luz cálida incidiendo directamente en el monitor, verás molestos reflejos que, además, alterará los colores que emite. Además, es indispensable que nuestro espacio de trabajo sea amplio y esté limpio y ordenado.

  • Luz natural. Trata de colocar la mesa del ordenador de forma que la ventana (si tienes) quede a un lateral del monitor. Cuando el sol entra directamente por la ventana, si esta se encuentra ubicada detrás puede provocar un contraluz molesto y, si está ubicada delante del monitor (detrás de nosotros) puede provocar reflejos.
  • Luz artificial. Intenta que la luz sea lo más blanca posible y que haya un equilibro entre la intensidad de la luz del monitor y la luz que te rodea. Piensa que, si estás en un espacio muy oscuro, el músculo de la pupila del ojo tendrá que hacer más esfuerzos cada vez que mires fuera de la pantalla. Si ese músculo se abre y se cierra muchas veces provocará un mayor desgaste y tus ojos sufrirán en el futuro.
  • Ventilación. El peor enemigo de la creatividad y el rendimiento es una sala poco ventilada y con temperaturas extremas. Si tienes la suerte de disponer de alguna sala en tu casa con la ventana orientada al sur si estás en el hemisferio norte y al norte si estás en el hemisferio sur, el sol entrará en invierno, caldeando la habitación, y no te dará de lleno en invierno, manteniendo el ambiente más fresco. No cabe duda de que esa será la mejor habitación para montar tu estudio.
  • Los muebles. Trata siempre de que los muebles no provoquen reflejos. Elige siempre muebles con superficies de color mate.
  • Colores en la sala. Procura que no haya colores estridentes. Utiliza siempre colores fríos, como el celeste o el blanco.
  • La silla de trabajo. Intenta siempre que la silla tenga una altura suficiente para que tus piernas formen un ángulo de 90º al sentarte. Nada de una silla tan baja que te quedes en cuclillas o tan alta que tengas que trepar para sentarte. La postura también es muy importante. Estar retrepado te arqueará la espalda y parecerás el Jorobado de Notre Dame. Trata siempre de mantener una postura erguida y con la espalda pegada al respaldo de la silla.
  • La mesa de trabajo. Procura que sea amplia y mantenerla despejada. A mí la amplitud es algo que inconscientemente me afecta positivamente. Tengo la sensación de mayor libertad para desarrollar mis ideas creativas. Además, el orden es una cualidad que estoy aprendiendo a apreciar. Cuando la mesa está ordenada y despejada, es como que manifiesta un orden dentro de mí también. Piensa también que vas a necesitar espacio para poner discos duros, docks, tu libreta de apuntes, tu tablet con el guion técnico y, por supuesto, para los periféricos necesarios para trabajar, así que un espacio extra siempre es bienvenido.
  • La limpieza. Piensa que estás trabajando con componentes muy delicados. Una mota de polvo en una tarjeta de memoria puede darnos muchos disgustos, así que procura que tu mesa de trabajo esté siempre limpia. ¡Cuidado también con la acumulación de polvo en el ordenador!

Los periféricos

Para editar vídeo no es estrictamente necesario disponer de una estación de trabajo con periféricos ultrasofisticados. Un teclado, un ratón y un buen monitor son suficientes, pero hay algunas recomendaciones en cuanto a ergonomía que nos harán la vida más fácil.

  • El monitor. Ya te hablé de cuál es el monitor perfecto para editar vídeo. En cuanto a comodidad y ergonomía, intenta siempre que tus ojos queden justo en el borde superior del monitor y mantener una distancia de 50-60 centímetros, dependiendo del tamaño. Además, un monitor amplio hará que movamos más la cabeza de izquierda a derecha, un gesto microscópico que nos ayuda a obtener una perspectiva diferente sobre todo en trabajos de creatividad. Es un pequeñísimo detalle que te beneficiará mucho. Respecto a la intensidad de la luz del monitor, hoy en día todos los programas de edición y creativos tienen una interfaz con colores oscuros. Esto nos ayuda a descansar más la vista.
  • Teclado. Procura que el teclado disponga de reposamuñecas. Apoya siempre las manos para evitar el síndrome del túnel carpiano. Además, procura siempre que el teclado esté bien centrado. Un truco muy útil es el que usan los anglosajones, es decir, alinear la tecla “B” del teclado al “Belly button”, es decir, al ombligo. Traza una línea recta entre tu ombligo, la tecla “B” del teclado y el logotipo del monitor. Esa es la posición exacta que debe ocupar el teclado.
  • Ratón. Un ratón óptico con dos botones y rueda es suficiente, aunque, como siempre recomiendo, los ratones para gamers tienen una forma mucho más ergonómica y botones programables para asignar funciones en tu editor de vídeo.
  • Gamepads. Ya hablé sobre la idoneidad de usar estos periféricos, ya que simplifican atajos del teclado y mejoran muchísimo la ergonomía cuando se trabaja durante muchas horas editando vídeo. En mi caso, según la programación de botones que tengo asignada, tengo el gamepad ubicado justo al lado de lateral izquierdo del teclado, de forma que no tengo que mover la mano para pulsar la tecla de “escape”, la única que no tengo ubicada dentro del gamepad para asociarla más a “salir fuera”, a “cancelar algo”.
  • Reposamuñecas de gel. Una postura típica del editor de vídeo diestro es mano izquierda en el teclado y mano derecha en el ratón. Es imprescindible que tu muñeca siempre cuente con una superficie donde apoyarse, sobre todo si tienes las manos pequeñas. Para ello, existen unos pequeños reposamuñecas de gel que ayudarán enormemente a que descanses tu mano cuando estés usando estos periféricos. Los puedes encontrar en Amazon a un precio ridículo. Te aseguro que tu vida cambiará.
07/04/2018

0 respuestas en "Ergonomía y periféricos básicos para editar vídeo"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018. Creatubers. Todos los derechos reservados. Información legal